Educación sin límites

En Talita Cumi damos la oportunidad de educación primaria a preparatoria a niños y jóvenes en situaciones vulnerables. Por medio de métodos autodidactas y con el apoyo de material concreto ayudamos a que los alumnos aprendan a su propio ritmo, sin estrés ni comparaciones.

¡Quiero Ayudar!

Únete al equipo

¿Quieres formar parte del equipo Talita Cumi? Con tu apoyo como voluntario tendremos la capacidad para mantener nuestra labor:
Brindar una oportunidad de educación a niños en situaciones vulnerables.

¡Deduce tu donativo!

Corazones Educados es donataria autorizada y cada año se renueva dicho permiso, publicándose en el Diario Oficial.

Conoce cómo apoyarnos por medio de tu empresa. 

¿A quién apoyas donando?

En nuestro Centro de Capacitación Talita Cumi, otorgamos aprendizaje social y académico a menores en situaciones vulnerables. En su mayoría, menores que viven en casa hogar.
Conoce más de nosotros.

¡Únete a nuestros voluntarios!

Equipo de maestros en talita cumi

¿Quieres ser parte de nuestro equipo?

Estamos buscando mujeres y hombres con energía, ganas de aprender y con mucha iniciativa. 

Apreciamos todos los diferentes tipos de talentos. ¿Sabes de cocina, carpintería, pintura, escultura, o jardinería?

Cualquier talento nutre las mentes de nuestros niños.

 

Si te gustan los niños y quieres ser parte de este cambio, acompáñanos a forjar las mentes del futuro caminando alado de nuestros talentosos voluntarios. ¡Todos sumamos!

Actividades

en Talita Cumi

Programa SEP

Enseñamos el programa curricular avalado por la SEP: Matemáticas, Español, Física, Química, Historia y más.

Estudio de la Biblia

Acercamos a los alumnos la palabra de Dios.  

Deportes

Propiciamos el desarrollo motriz de nuestros alumnos por medio del deporte.  

Arte y Cultura

Nuestros alumnos se cultivan con el aprendizaje de pintura, costura, jardinería, literatura y más.

|

La voz de los alumnos

En Talita, me siento muy amado.

– Juanito, 5to de primaria –

Aprendimos algebra jugando.

– Rafael, 2do de bachillerato –

Nuestras sandías que sembramos me recuerdan que cuando cuidas las cosas, se convierten en algo extraordinario

– María, 3ro de secundaria –